La marcha de un compañero de banda siempre es una noticia dura de dar, si además la persona que se marcha ha sido un pilar fundamental para la misma durante casi seis años desde que se formase, el palo es aún más duro. Por eso esta es una noticia que nos entristece dar y es la decisión de Jacob de abandonar Guadaña. Sus motivos son personales y eso es algo que queremos respetar.

Más que una despedida quisiéramos aprovechar esta comunicación para agradecer a Jacob por todos estos años en los que hemos podido disfrutar (tanto banda como seguidores) de él, de su talento y personalidad. Queda un hueco muy difícil de llenar, el de un guitarrista de técnica y creatividad inigualables.

Esperamos que los nuevos caminos que tomes a partir de ahora te lleven a rincones maravillosos y disfrutes de ellos tanto como has disfrutado en esta familia que sigue siendo la tuya.

Por parte de Guadaña todo sigue en marcha y en un plazo no muy largo de tiempo anunciaremos novedades de la banda, así como nuestros planes de futuro; Aún queda un 2016 cargado de sorpresas.